Niñatos Digitales (II)

En el post anterior, mencionaba sobre ese comportamiento pueril por parte de los operadores y cómo sus berrinches están desolando las pocas garantías que tenemos a nivel de TIC. Eso más el comportamiento seudopaternalista que han favorecido respecto al servicio de telecomunicaciones, tratando de mala manera a los usuarios como si fueran niños, indicándole de manera arbitraria qué hacer y qué no, gracias a las majaderías normativas que han fomentado.

Hace pocos días el ex portavoz de The Pirate Bay, Peter Sunde, dio unas declaraciones tan pesimistas como realistas, las mismas que puedo mencionar yo mismo ahora: perdimos la guerra de internet, la perdimos porque “no estamos interesados en arreglarlo”, porque nos enfocamos en caras y no en el problema de fondo, que estos niñatos siguen siendo intocables sin que nadie les corrija.

Se hizo bulla por la SOPA gringa, pero nadie puso un dedo en el MINCETUR ni el BID por la #SOPACriolla. Menos por los atentados contra internet perpetrados por OSIPTEL y el MTC en favor de los operadores mediante leguleyadas como la res. 123-2014-CD, entre muchas otras. Hasta me lanzaron barro cuando critiqué el más de lo mismo que significan los planes MiMax de Bitel el año pasado, justamente por lo que se venía y llegó.

Aun así, sé que nada de eso va a caber en su cabeza, mucho menos la gran cantidad de intereses en juego que tan solo una app de mierda está manifestando (en referencia a Pokémon GO, ya que no es por gusto que la concentración de medios la esté publicitando exageradamente). Eso sin contar los problemas internos que ya se observan con ese tipo de prioridades, por eso El Comercio y hasta OSIPTEL estuvieron exagerando hasta el hartazgo con toda publicidad relacionada (en claro favor a los operadores).

Solo en perú se llama innovación/competencia a lo podrido.

El rollo de los datos priorizados (ej. “redes sociales ilimitadas”, “Pokémon Go ilimitado”, etc.) empezó a decaer en el resto de Latinoamérica, solo en perú se ha inflado artificialmente. México acaba de decirle adiós a esos planes de marras y un informe de R3D.mx muestra la relación entre esos datos priorizados y el alto costo del ancho de banda para cualquier otro uso. Eso se vino avisando en este espacio desde hace años.

Antes que México, en Chile la SUBTEL tuvo que limpiarse de esto ante las dudas por parte de los usuarios y en Ecuador hubo bullying a SUPERTEL por ponerse como OSIPTEL, del lado de los operadores.

Las oportunidades que se pierden mientras tanto.

¿Y qué tan jodido puede ser esto para otros temas? Sin ir tan lejos, desde el año pasado la SUNAT ha puesto en la mira el uso de teléfonos móviles para facilitar las declaraciones de ciertas actividades. En Mayo pasado, destacó el uso de las IT como paliativo para reducir la brecha que tiene con las PYME, en una exposición ante el CIAT (Centro Interamericano de Administraciones Tributarias), que fue una gran autocrítica.

Sin entrar en más detalles, lo que se ve es la ambición de una entidad gubernamental que puede ser truncada por el capricho de los operadores. Un conflicto que puede traer una de dos exigencias, que se abogue por mejorar la oferta de datos en general (lo que puede ayudar a cualquier oficio que use la red) o que un grupo de advenedizos exija acceso prioritario a los portales de la SUNAT (lo cual aún puede ser beneficioso para algunos, excepto para quienes usamos la red para más tareas).

Se están generando medidas de presión, que si no nos damos cuenta vamos a seguir perdiendo y pagando las consecuencias. El internet a cuentagotas era una cosa que estaba denunciando en este espacio hace cinco años, cuando comenzó a volverse nuevamente una realidad. Ahora se está asfixiando el acceso para ver la desesperada necesidad de algunos, comenzar abriendo acceso prioritario a lo que les conviene y ver quienes más siguen desesperados porque sus sitios no lo tienen. Por el momento, el mermeleo con factura minimiza la visibilidad del disgusto, pero por cuánto tiempo más lo conseguirán.

Cafichos digitales

Más que niñatos digitales, por el rol de intermediarios que tienen los operadores y las medidas que favorecen, se están convirtiendo en cafichos digitales, así que no dejen que sus sitios favoritos se vuelvan sus rameras. Como ocurre en los foros de puteros, los cafichos digitales están colando ratings truchos en las TIC en forma de eventos sobre “democracia digital” auspiciados por ellos, para mostrar una cara falsa frente a los incautos.

Y en ese sentido, es decepcionante que la Electronic Frontier Foundation (EFF) se haya vuelto cómplice de uno el pasado 23 de Agosto, considerando que Claro es de la talla de Comcast o T-Mobile en EEUU respecto a las violaciones contra el internet libre, como también se ha denunciado en este espacio desde el inicio. Estaban avisados.

Anuncios
Niñatos Digitales (II)

Historias de éxito

La fauna “emprendedora” en el perú está podrida por varios factores comenzando por la doble cara que manifiesta. Lo acabamos de ver en San Isidro, repartiendo palos contra un tipo de “emprendedor” mientras halagan a otro del mismo tipo.

Igual pasa con los negocios en línea y las tecnologías porno/piratas que fueron siendo asimiladas para otros usos comerciales. La pornografía y la piratería son dos factores que han definido el e-commerce con gran fuerza en las últimas dos décadas, frente a la neofobia (que aún existe) por parte de los negocios tradicionales.

El primero apresuró el desarrollo del streaming a mediados de los 90 (¿Recuerda Real Player?). Esto sin querer afectó el mercado de tarjetas gráficas, que iban incorporando aceleradoras MPEG, 3D y demás con el paso del tiempo, alimentado a su vez otros mercados como el gaming y la seguridad en el comercio electrónico (el estándar SSL apareció en esos años)

El segundo fue molde para la venta legítima de bienes digitales. Napster y Bittorrent fueron los modelos que inspiraron a plataformas completamente legítimas como iTunes y GoG; de hecho, existen paywalls para conjuntos de contenidos basados en Bittorrent actualmente.

Y el mal enfoque de la prensa (“yo solo enlacé”)

Una nota de la BBC (enlazada por El Comercio) habla de como un grupo de adolescentes se inició con un servidor pirata de Ragnarok hasta llegar a dos startups de temática muy diferente.

Ese tema (los servidores piratas) ha sido controversia hace relativamente poco en otra parte, por el pedido de Blizzard al gobierno estadounidense para acabar con los servidores privados de WoW (como Warmane, antes Molten WoW, citando uno de los más grandes).

La diferencia entre ambos es que WoW se actualiza casi cada dos años y aunque es un juego de pago (por partida doble, el software y la suscripción) la expansión anterior pierde soporte, dejando un hueco para quienes se resisten a soportar los cambios en cada versión. Ahí entran los servidores privados en acción.

Lo pésimo es que Activision-Blizzard no come ni deja comer porque se rehusa a brindar servidores comparables. Una solución fácil sería licenciar los servidores privados (como hizo Webzen con Mu Online en China hace una década), pero ellos simplemente no quieren.

Y esto es lo común entre los casos citados en este post, lo “pirata” existe por la falta de disponibilidad de algo (o su pésima disponibilidad si existe). Ninguno de los casos tampoco ha tenido una solución pacífica; Napster fue cerrada con amenazas legales de las disqueras y ahora es una tienda musical cualquiera, Bittorrent sigue siendo vilipendiado como protocolo de comunicación pese a las demostraciones existentes como medio de distribución legítimo (y hay casos “de éxito” bajo esta plataforma). El bullying legal contradice mucho a ese caso particular enlazado por El Comercio, esos chicos tuvieron suerte.

Suerte que no tuvo la gente detrás de Popcorn Time y Aurous, dos proyectos de streaming de vídeo y audio, respectivamente. El problema inicial fue el enfoque prometido, aprovechar las películas y audio colados en las redes de Bittorrent sin necesidad de un intermediario. Si ambos proyectos hubiesen sido tomados por gente que la necesita y que no esté involucrada en la piratería (los indies y el mundo open source para comenzar), el escándalo pasaba a ser menor.

La oportunidad es vista como una crisis

El P2P como parte de un comercio es una realidad desde hace mucho. Netflix (sí, Netflix) y Blizzard usaron ese tipo de tecnologías para sus respectivos servicios (FYI, hay parches oficiales de WoW en las redes Bittorrent). ¿La razón? Costos; no todo el ancho de banda es del proveedor, los clientes también usan el suyo.

Pero algunos en vez de entender como incluir eso en usos legítimos simplemente prefieren erradicar opciones. Eso incluye a los ISP que vienen queriendo limitar el consumo por parte del usuario (como el reciente #speedygate chileno, la pataleta de Comcast en los EUA y la bomba de tiempo que prepara OSIPTEL contra la neutralidad de la red en perú).

Volviendo al WoW y para entender lo cráneos que eran esos chibolos con su servidor de Ragnarok, un servidor pirata no es tan simple como parece: es ordenar bases de datos, simular acciones del juego original (lo que implica conocerlo), revisar el estado del servidor (y mantenerlo), buscar fallos, etc. Si se trata de personas inteligentes, ¿Por Qué las persiguen en lugar de incorporarlas al grupo?

Resumiendo, el manejo de un servidor privado no dista mucho de un negocio real en internet. Lamentablemente ese no es el enfoque de la prensa sobre esas “historias de éxito”, contrastadas con la propaganda “internet es el enemigo” para distraer los problemas de corrupción (lo que nos amarra a este caso) o el cuco femitalibán/ultraconservador contra el meretricio, que estigmatiza más el mercado del cibersexo mencionado al inicio de este post.

El Comercio enlazó una “historia de éxito” relacionada meses atrás, mientras festejaba los operativos contra este oficio, así como los controles de daños en favor de los operadores. El resultado, las peruanas detrás de una webcam y fuera de las garras de un caficho escasean.

Historias de éxito

Roba pero da Whatsapp ilimitado.

La neutralidad de la red en el perú importa por tres casos: que aún no salimos del control argollero de las telecomunicaciones (seguimos siendo un oligopolio y las OMV no cambiarán ese panorama por su naturaleza), el control argollero de los proveedores de contenidos (concretamente El Comercio y APDAYC, amarrados a Movistar y Bitel, respectivamente) y los antecedentes de censura mostrados en años anteriores.

Aun con esta explicación resumida de los cuatro años que vengo tratando el tema, en el perú la neutralidad de la red es un tabú, con muy poca comprensión de su importancia, cosa que algunos lobbistas (como El Comercio y Contribuyentes Por Respeto) aprovechan para meter el cuco del intervencionismo estatal o la excusa que “el mercado funciona”, a pesar de los vergonzosos antecedentes que incluyen censura como los casos reportados en el post anterior.

https://chillinfart.wordpress.com/2015/09/10/peru-internet-sos-si-otra-vez/

A esto debemos sumar la propaganda anti-neutralidad dada nada menos que por el presidente de OSIPTEL, Gonzalo Ruiz, poniendo como beneficiosa la mutilación de la red. Lo peor de todo, repitiendo el modus operandi del fujimorismo, la prensa chicha.

osiptelchicha

Publicado en el diario Trome el 10 de Septiembre del 2015. Importa decir que no hay equivalente digital de dicho cherry.

Por estas cosas decía que no se debía dejar en manos de la administración de Ruiz ese tema. Supuestamente hay una lista de comentarios que se pueden mandar al correo de la entidad, sid@osiptel.gob.pe y como reporté en el caso anterior, no hay garantía que ellos la tomen en cuenta a tiempo, menos con la evidente postura que esa gentuza está manifestando.

NdR: acabo de corregir el correo, mil disculpas.

Olvídese de la “cooperación internacional”

Esos grupos que cuando ocurre lo mismo en Ecuador hacen bulla, desaparecen cuando ocurre en perú. Es tierra de nadie, ni una maldita ONG dedicada al rubro ha comentado de esto, solo ven temas cuando estos involucran “vigilancia estatal” (FYI, el art. 31 del reglamento de “neutralidad” que propone OSIPTEL habla de esto).

Por lo tanto, solo queda una cosa, viralizar el problema, hacer un bullying DIRECTO como pasó con la pésima figureteada del regulador en Mistura (también documentada en el post anterior).

bullyingosiptelmistura

Decirle directamente lo que es y exponer adicionalmente el problema de ese proyecto. Total, si nos bloquea tenemos una forma de defensa.

Esperar a que alguien se indigne es inútil, viendo como la mal llamada “sociedad civil” se ha vendido a los intereses de las operadoras o los lobbistas (hasta la ex archienemiga de Telefónica, la RCP, se ha volteado). Tampoco confíe en los periodistas, sobre todo tras el #Ocramgate.

Usted también es parte del problema.

Y finalmente, el esquema de la yuca buena o la yuca mala. A Bitel le perdonaron varias, pero el hecho que algunos fallos horrendos o conflictos sin explicación acaben (como los problemas de latencia que tuvo el mes pasado) no es una excusa para mandar callar las críticas.

Hace poco (ya que hablamos de neutralidad de la red), Entel dio su paupérrima entrada a la discriminación de datos y le cayó bullying. Bitel en comparación tiene planes aun más temibles y peligrosos si se vuelven tendencia.

Y no diga que Bitel “está bien”, o usted no estaría buscando como burlar las limitaciones de su plan MiMax. Por eso tanto hablo de neutralidad de la red y tarifa plana.

UPDATE: Un artículo en la revista Playground (disponible en web) habla sobre como los datos limitados (esto incluye los data caps de Bitel, OLO y Claro) influyen negativamente en la visualización de contenidos, especialmente por el creciente tamaño de los anuncios publicitarios (como la introducción de vídeos). Por esto suelo decir que las PYME deben interesarse en la neutralidad de la red, en contraste con la silenciosa postura de varias puntope.

http://www.playgroundmag.net/noticias/actualidad/datos_0_1611438847.html

Y por esto también (como cuando estaba en La Mula) es que evito lo más posible usar imágenes. Solo pongo las necesarias.

Roba pero da Whatsapp ilimitado.