Historias de éxito

La fauna “emprendedora” en el perú está podrida por varios factores comenzando por la doble cara que manifiesta. Lo acabamos de ver en San Isidro, repartiendo palos contra un tipo de “emprendedor” mientras halagan a otro del mismo tipo.

Igual pasa con los negocios en línea y las tecnologías porno/piratas que fueron siendo asimiladas para otros usos comerciales. La pornografía y la piratería son dos factores que han definido el e-commerce con gran fuerza en las últimas dos décadas, frente a la neofobia (que aún existe) por parte de los negocios tradicionales.

El primero apresuró el desarrollo del streaming a mediados de los 90 (¿Recuerda Real Player?). Esto sin querer afectó el mercado de tarjetas gráficas, que iban incorporando aceleradoras MPEG, 3D y demás con el paso del tiempo, alimentado a su vez otros mercados como el gaming y la seguridad en el comercio electrónico (el estándar SSL apareció en esos años)

El segundo fue molde para la venta legítima de bienes digitales. Napster y Bittorrent fueron los modelos que inspiraron a plataformas completamente legítimas como iTunes y GoG; de hecho, existen paywalls para conjuntos de contenidos basados en Bittorrent actualmente.

Y el mal enfoque de la prensa (“yo solo enlacé”)

Una nota de la BBC (enlazada por El Comercio) habla de como un grupo de adolescentes se inició con un servidor pirata de Ragnarok hasta llegar a dos startups de temática muy diferente.

Ese tema (los servidores piratas) ha sido controversia hace relativamente poco en otra parte, por el pedido de Blizzard al gobierno estadounidense para acabar con los servidores privados de WoW (como Warmane, antes Molten WoW, citando uno de los más grandes).

La diferencia entre ambos es que WoW se actualiza casi cada dos años y aunque es un juego de pago (por partida doble, el software y la suscripción) la expansión anterior pierde soporte, dejando un hueco para quienes se resisten a soportar los cambios en cada versión. Ahí entran los servidores privados en acción.

Lo pésimo es que Activision-Blizzard no come ni deja comer porque se rehusa a brindar servidores comparables. Una solución fácil sería licenciar los servidores privados (como hizo Webzen con Mu Online en China hace una década), pero ellos simplemente no quieren.

Y esto es lo común entre los casos citados en este post, lo “pirata” existe por la falta de disponibilidad de algo (o su pésima disponibilidad si existe). Ninguno de los casos tampoco ha tenido una solución pacífica; Napster fue cerrada con amenazas legales de las disqueras y ahora es una tienda musical cualquiera, Bittorrent sigue siendo vilipendiado como protocolo de comunicación pese a las demostraciones existentes como medio de distribución legítimo (y hay casos “de éxito” bajo esta plataforma). El bullying legal contradice mucho a ese caso particular enlazado por El Comercio, esos chicos tuvieron suerte.

Suerte que no tuvo la gente detrás de Popcorn Time y Aurous, dos proyectos de streaming de vídeo y audio, respectivamente. El problema inicial fue el enfoque prometido, aprovechar las películas y audio colados en las redes de Bittorrent sin necesidad de un intermediario. Si ambos proyectos hubiesen sido tomados por gente que la necesita y que no esté involucrada en la piratería (los indies y el mundo open source para comenzar), el escándalo pasaba a ser menor.

La oportunidad es vista como una crisis

El P2P como parte de un comercio es una realidad desde hace mucho. Netflix (sí, Netflix) y Blizzard usaron ese tipo de tecnologías para sus respectivos servicios (FYI, hay parches oficiales de WoW en las redes Bittorrent). ¿La razón? Costos; no todo el ancho de banda es del proveedor, los clientes también usan el suyo.

Pero algunos en vez de entender como incluir eso en usos legítimos simplemente prefieren erradicar opciones. Eso incluye a los ISP que vienen queriendo limitar el consumo por parte del usuario (como el reciente #speedygate chileno, la pataleta de Comcast en los EUA y la bomba de tiempo que prepara OSIPTEL contra la neutralidad de la red en perú).

Volviendo al WoW y para entender lo cráneos que eran esos chibolos con su servidor de Ragnarok, un servidor pirata no es tan simple como parece: es ordenar bases de datos, simular acciones del juego original (lo que implica conocerlo), revisar el estado del servidor (y mantenerlo), buscar fallos, etc. Si se trata de personas inteligentes, ¿Por Qué las persiguen en lugar de incorporarlas al grupo?

Resumiendo, el manejo de un servidor privado no dista mucho de un negocio real en internet. Lamentablemente ese no es el enfoque de la prensa sobre esas “historias de éxito”, contrastadas con la propaganda “internet es el enemigo” para distraer los problemas de corrupción (lo que nos amarra a este caso) o el cuco femitalibán/ultraconservador contra el meretricio, que estigmatiza más el mercado del cibersexo mencionado al inicio de este post.

El Comercio enlazó una “historia de éxito” relacionada meses atrás, mientras festejaba los operativos contra este oficio, así como los controles de daños en favor de los operadores. El resultado, las peruanas detrás de una webcam y fuera de las garras de un caficho escasean.

Anuncios
Historias de éxito

Un comentario en “Historias de éxito

  1. Lo de licenciamiento de servidores por parte de Webzen sólo está restringido a China y resto del continente asiático, porque para occidente, sólo te licencian el acceso al servicio internacional de MU Online a través de un mirror optimizado para que el servicio que pidió la licencia vincule su cuenta con el servicio de Webzen. Es decir, a lo Valve con DOTA 2 en Corea del Sur (véase caso Nexon) y China (véase caso Perfect World Games).

    Otro caso de licenciamiento de servidores es League of Legends, el cual sólo hay dos casos: China (a través de Tencent Games), e indonesia (por medio del servicio de Garena). El resto, que se frieguen con los servidores oficiales.

    Apenas Softnyx, NQ Games y demás desarrolladoras surcoreanas facilitan las licencias de sus juegos a servidores privados, aunque en estos lares (Axeso5, Level Up! Games, Kaybo), hay veces que la cagan completamente.

    Me gusta

Huevea

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s