Esa censura que otra vez no quieren ver

censored

Imagen: Carol Browne (via Flickr bajo licencia CC-BY-NC-SA) https://www.flickr.com/photos/carolbrowne/372341085/in/photostream/

Hace un par de semanas se armó un chongo en el gallinero tras el bloqueo temporal del facebook del diario La República. Apenas supe del caso recordé algunos anticuchos del diario, especialmente la censura selectiva que hizo sobre el acuerdo Transpacífico y claro, los descargos del diario contra mi persona tildandome de mentiroso. Todo para luego ver como discretamente borraron la imagen de la discordia, una referencia sobre la sumisión del MINCETUR frente al embajador Brian Nichols colada en la noticia y que involuntariamente capturé cuando analicé el tema inicialmente.

Y por supuesto, si les cerraron la página algo de cuestionable debían de tener. No, no son las notas sobre el fujimorismo o yo también estaría vetado, son sus notas vendehumo mejores causales de bloqueo. Dejo a los chanchos de El Panfleto esa explicación.

La censura solo es censura si viene del gobierno.

A los chanchos de El Panfleto también les cayó el guante en ese mismo contexto y aunque ellos culparon al fujimorismo del bloqueo, más parecen ser los del Frente Amplio un sospechoso más notorio por el ataque a otra página de FB  (expuso los nexos de Verónika Mendoza con Nadine Heredia y el NDI estadounidense). Los chanchos por su lado, venían agarrando de punto a Vero desde hace mucho :v .

Pero dejemos las especulaciones. Los medios viralizaron ambos casos por las sospechas políticas en el caso, pero cuando en Enero pasado fue Telefónica quien bloqueó a El Panfleto por tres días (y se comprobó) nadie se apareció. ¿Miedo a chocar con la “inversión privada”?

Y ese bloqueo no es el único, el perú tiene feos antecedentes en los últimos cinco años. Bit.ly, pastehtml, VpnTunnel y hasta el diario español El País sufrieron sospechosos bloqueos por parte de los ISP en el perú. Sobra decir que OSIPTEL ni los medios se han aparecido por estas cosas; peor aún, gracias al reglamento que propone OSIPTEL estas cosas pueden legalizarse bajo el cuento de la competitividad, como mencioné en el artículo anterior.

La censura solo es censura si viene del chavismo (y los rusos).

Freedom House es una entidad ligada a la NED estadounidense (de quien se deriva el NDI que apoya al Frente Amplio), el componente ideológico de sus informes por lo tanto es notorio. Nótese que perú, España y Chile están fuera de sus observaciones en una gráfica recientemente mostrada por esa organización, a pesar de casos escandalosos en los tres lugares como la Ley Mordaza española o la pelea que todavía tienen los internautas chilenos contra sus respectivos oligarcas. El párrafo anterior explica el caso peruano y no necesito reiterarlo.

wtfhouse

Ni qué decir de los mismos Estados Unidos, donde se le pone como “libre” a pesar de los evidentes abusos por parte de las mafias del copyright dentro de ese país. La DMCA (ahora expandida a nivel mundial gracias al Transpacífico) es la herramienta de censura preferidas por diversas entidades, a veces para transgredir los derechos de autor de otros.

En el 2012 ya se veía a la censura como un tema muy preocupante dentro de los Estados Unidos y no es para menos, las denuncias automatizadas o la censura ciega reclamando como suyo contenido de otros, son dos factores que ponen en tela de juicio el objetivo de la legislación estadounidense sobre el caso. Los trapos sucios en casa no cuentan.

Anuncios
Esa censura que otra vez no quieren ver

Un comentario en “Esa censura que otra vez no quieren ver

Huevea

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s